Vacaciones en Familia: Viajar con Niños

Maternidad

01 de Febrero del 2017

  • Etiquetas:  

El viaje siempre es una aventura, pero viajar con niños lo es aún más. Analizamos los Vuelos en Avión, los Hoteles especiales para los más pequeños de la casa, los campamentos de verano y muchas más cosas.

 

LUGARES PARA IR DE VACACIONES EN FAMILIA

 

Ya sea en coche, tren, barco o avión, lo importante de pasar unas vacaciones en familia es saber disfrutar del tiempo juntos e ir bien preparados por si ocurriese cualquier imprevisto. En muchas ocasiones se tiende a posponerlas por miedo a que los sitios a visitar no estén lo suficientemente habilitados para los más pequeños. Sin embargo, con una buena planificación es sencillo encontrar lugares donde podrán disfrutar tanto niños como adultos.


Tener hijos no significa renunciar a viajar para tener unos días de descanso si se sabe de antemano qué necesidades presentarán los niños durante el viaje y las vacaciones y, por lo tanto, se viaja bien equipado. Por supuesto es importante adecuar el plan vacacional a la edad y las condiciones de éstos ya que, por ejemplo, no sería recomendable preparar una escapada aventurera en la que hacer montañismo, rafting o deportes similares con niños muy pequeños.

Destinos para viajar en familia en España


El turismo de sol y playa siempre es un acierto para viajar en familia. Así, tanto la costa mediterránea como la costa norte del país ofrece una calidad y servicios muy recomendables. Por supuesto, las islas siempre son una opción estupenda para disfrutar de un paraje diferente, y tanto Canarias como Baleares presentan extensas playas arenosas y profundas bahías que os deleitarán a todos.

Otra alternativa para gozar de la naturaleza es acudir a un camping o una casa rural. En parajes como Asturias o Cantabria se pueden encontrar numerosos parques naturales donde interactuar con la diferente fauna de la zona. Por supuesto, para los más ‘urbanitas’, ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla o Bilbao también presentan muchas actividades ociosas y monumentos para visitar como el Parque del Retiro, el Parc Güell, La Giralda o el Museo Guggenheim.

Lugares lejanos para viajar con niños


Si lo que preferís es viajar un poquito más allá, las opciones se multiplican. El destino para acudir con niños por excelencia es sin duda Disneyland París o Disneyworld en Orlando (EE.UU.), donde también están muy cuidadas las actividades para adultos. Un safari por África, un crucero por la costa italiana y griega o cruzar el charco para visitar las cataratas de Iguazu o los estudios de cine de Los Ángeles, California, también es posible realizarlo sin ningún tipo de inconveniente. Lo importante es ir con la mentalidad abierta sin que ningún contratiempo signifique arruinarnos las vacaciones.

 

 

HOTELES ADAPTADOS A NIÑOS:

 

En ocasiones el hospedarse durante las vacaciones no es tan fácil como parece,. Encontrar alojamientos habilitados para cubrir todas las necesidades requiere una búsqueda intensiva, ya que en ocasiones no resulta tan fácil como parece, especialmente si se viaja en familia y niños. Por ello, algunas cadenas hoteleras ya están adecuando sus ofertas para los más pequeños, ofrececiendo un mayor abanico de comodidades para todos.


Cuando se viaja con niños es importante prever las condiciones y necesidades básicas que deben cumplir los lugares que vamos a visitar. Por ello, la mayoría de cadenas hoteleras ya presentan tratos exclusivos para toda la familia. Desde programas especiales para niños (H10 Hoteles, Barceló Hotels, Invisa…), descuentos o alojamiento gratuito si comparten habitación con los padres (Novotel, Sercotelhoteles…) e incluso actividades concretas:

• Hoteles Meliá: zona temática sobre la serie de los ‘Picapiedra’, donde los niños podrán ir en troncomóvil, comer brontoburgers y practicar las mismas actividades que Pedro y compañía.

• Rock Garden: inspirado en la prehistoria, también incluye un programa especial para que los pequeños disfruten de menús infantiles, animación y varios espacios de juegos.

• Hoteles Invisa: organizan divertidos MiniClubs donde los niños pueden acudir a fiestas de disfraces, minidiscoteca, talleres de manualidades y otras actividades de ocio.

Por último, otras cadenas como Hesperia, Trip Hoteles, High Tech, etc. ofrecen unas habitaciones correctamente habilitadas para acudir con niños sin problemas, incluyendo cunas, calienta-biberones, menús infantiles y papillas en los bufés, alzadores de silla, cambiadores, regalos, espacios lúdicos con libros y videoteca, salas de juegos y videoconsolas, servicios de canguro y pediatra, programas de animación…etc.



Experiencias Disney


Un clásico que pasa de generación tras generación es la magia del mundo Disney. Tanto para adultos como para niños, las diversas ofertas que presenta dicha firma incluyen, por supuesto, zonas pensadas y habilitadas para los más pequeños. Así, tanto en Disneyland (París) como en Disneyworld (Orlando, EE.UU.) la gran oferta de hoteles donde hospedarse contiene una variedad de zonas de juego y actividades especiales, entre ellas las de poder encontrarse e incluso desayunar con los personajes Disney. Además, desde hace un tiempo también se puede vivir la experiencia del crucero ‘Disney Cruise Line’, en el que tanto las actividades como las instalaciones están dedicadas para el disfrute de toda la familia.

 

 

VOLAR CON NIÑOS

 

Es tiempo de vacaciones y muchos de vosotros habréis elegido el avión como medio de transporte para llegar a vuestro lugar de descanso. Si viajáis con niños, tened en cuenta que pueden surgir algunos problemas que pueden presentarse durante el vuelo.


Dolores musculares. Suelen producirse en viajes largos y son muy molestos. Es muy importante que des paseos frecuentes durante el viaje. 

Deshidratación. Suele ser provocada por el aire acondicionado de los aviones. Por eso es necesario beber líquido frecuentemente.

Oídos tapados. Los niños son más propensos a sufrir las consecuencias de la presurización en los oídos, en el despegue y aterrizaje del avión. Se recomienda chupete y biberón para los más pequeños, y a los mayores chicles o productos que los hagan tragar saliva. 

Náuseas. En el despegue o aterrizaje, o durante un vuelo con demasiadas turbulencias, los niños pueden tener sensación de vértigo, mareo y estómago revuelto. Si tu hijo es propenso a marearse, intenta sentarlo cerca del ala del avión; ponerle tapones en los oídos también puede ayudar.

Problemas digestivos. La excitación previa a un viaje puede provocar diarrea. Si tu hijo suele padecer del estómago, evita el consumo de bebidas con cafeína y la comida que ofrece la aerolínea.

 

 

VIAJES LARGOS EN COCHE CON NIÑOS

 

Existen algunas fechas señaladas, como es el caso de la Semana Santa, en las que hay que prestar especial atención al estado de las carreteras si se pretende ir de vacaciones en coche. Si además este trayecto se piensa hacer acompañado de niños, es importante tener en cuenta algunas pautas para no vernos afectados por ningún imprevisto. Una buena planificación se convierte en algo fundamental.


Lo mejor cuando el niño hace viajes en coche es que vaya distraído


Deberías prepararte una bolsa con diversos objetos que seguro que necesitarás si quieres combatir el aburrimiento del niño durante el viaje: juguetes, cuentos, juegos, libretas, lápices de colores, cartas, música, zumos, galletas, fruta, aperitivos, chicles…etc. Si el niño es pequeño, no olvides todo lo que uses para su higiene personal, como pañales y toallitas, además de juguetes luminosos u otros como un sonajero que capten su atención. En cambio, si el niño ya es más mayorcito, puedes darle un mapa para que siga el itinerario o instalar un reproductor de DVD para que vea sus películas favoritas.

En ambos casos, es importante que tengas en cuenta qué tipo de dispositivo de seguridad homologado debe llevar, según el peso y la talla del niño (y no la edad, como siempre se cree). Para ello consulta la guía de la DGT.

 

Las medidas para evitar que un niño se maree en el coche son diferentes para cada caso, por lo que seguramente tendrás que ir probando hasta dar con algo 
que funcione.



• Intenta que no viaje con el estómago muy lleno, pero tampoco permitas que lo haga con el estómago vacío, ya que la inestabilidad puede provocar que se maree más. Lo recomendable es darle previamente una comida ligera con poca grasa, y hacerle tomar algo suave cada dos horas como mínimo.

• Evita olores intensos y temperaturas altas.

• No le hagas leer, puesto que la lectura favorece que se maree.

• Mantenle distraído, y si esto no funciona, intenta viajar en horas que el niño permanezca dormido.

En caso de no poder evitar que vomite, procura contar siempre con bolsas, toallitas, una muda, agua con azúcar y algún que otro medicamento antimareo que encontrarás en la farmacia (o si prefieres algo más natural, también puedes darle cápsulas de jengibre). También le ayudará que mantengas la ventana bajada para que le de el aire en la cara, llevar sillas elevadas para que pueda distraerse con lo que ve por la ventanilla y procurar que lleve ropa cómoda.

 

 

CAMPAMENTOS DE VERANO

 

El verano está a la vuelta de la esquina y, como cada año, surge el dilema sobre cómo organizarnos con tantos días de vacaciones de los pequeños y jóvenes. Una buena opción son los campamentos de verano.


Para que te hagas una idea, te mostramos algunos tipos de campamentos disponibles. En cuanto a su duración, puedes contratar desde una semana hasta todo julio y agosto. Eso sí, pregunta antes porque muchos no abren la primera quincena de agosto.

Campamentos de Verano para los más pequeños


Hasta los 8-9 años de edad, los padres suelen elegir campamentos de verano de jornada diaria (sin incluir noche). También para los más mayorcitos de la casa es una buena opción, aunque para ellos ya barajan la posibilidad de vivir una experiencia fuera de casa.

En cuanto a los horarios, suelen haber dos: hasta las 13 horas, sin comida, Y hasta las 17 horas. Por supuesto, con todas sus variantes y la posibilidad de ampliar horarios antes y después. 

Una opción a tener en cuenta son los campamentos organizados por las distintas Comunidades. Conviene estar muy atentos porque las inscripciones suelen ser con mucha anticipación y las plazas escasas para la cantidad de niños interesados.

Tipos de Campamentos de Verano para Niños


Hay campamentos de muy distintos tipos, desde teatro y poesía, hasta musicales. Aunque los más demandados son de dos clases: idiomas y deportivos; y muchos combinan ambos. 
Aprovechar el verano para potenciar el conocimiento del idioma inglés es una de las opciones más barajadas por los padres. Así, existen summer camp hasta para los más pequeños, donde las actividades se realizan en este idioma, hasta campamentos de dos o más semanas con noches incluidas en ciudades de España, por ejemplo Ávila o Madrid, hasta estancias en el extranjero (ya sea en campamentos de muchos niños, como en casas de familias, por ejemplo en Inglaterra, Estados Unidos o Canadá, entre otros destinos).

Por su parte, los campamentos de deportes suelen dedicar la mañana a hacer alguno de ellos elegido (pádel, vela, natación, fútbol, equitación, etc.) y por las tardes a llevar a cabo actividades culturales, visitas, etc. Este tipo de campamentos son muy recomendados si tu hijo es muy inquieto o le gustan los deportes. 

Por último, hay quienes optan por modalidades mixtas. Es decir, idioma por la mañana, por ejemplo, y deportes por la tarde. 

Elijas el horario y tipo de campamento que elijas, ten siempre presente los gustos y deseos de tus hijos en lo posible. Recuerda que son vacaciones y que han estudiado durante el resto del año… ¡se merecen un campamento a su medida!

Por otra parte, no dejes de visitar con tiempo los campamentos que te interesen antes de elegir uno, y pregunta todo lo que quieras. No te quedes con dudas que, sabemos, es un paso importante dejar a nuestros hijos al cuidado de otros.

 

 

<< Cómo Recuperar el Suelo Pélvico tras el Parto La Alimentación en los Niños: Una dieta inadecuada influye negativamente en su rendimiento >>

Comentarios

Urticaria en Niños: Causas y Tratamientos

Los padres son proclives a aplicar pomadas para aliviar los síntomas en los ataques de urticaria en niños. Vemos que los pequeños se desesperan con el picor, nos alarmamos con las manchas rojas y la hinchazón.

Yoga con Niños y en Familia

El yoga es una disciplina física y mental que tiene sus orígenes en India. Relajante, permite erradicar el estrés del día a día y vivir de una forma más calmada y ser practicado por todos los miembros de la familia.

Cómo lavar la delicada cabeza de un Bebé

Bañar a un bebé es una ocasión perfecta para establecer vínculos y jugar con él mientras se le educa a la higiene. El pelo del recién nacido es parte importante del momento del baño y no hay que olvidarse de él.

¿Cuándo tener el siguiente Bebé?

A pesar de que la llegada al mundo de un bebé es una experiencia vital irrepetible y enriquecedora, comienza con ella una época de dedicación en la que se multiplican las tareas y se tiene menos tiempo para la vida conyugal si no se saben gestionar bien las responsabilidades que entraña ser padre.