Cómo reaccionar ante el Atragantamiento de un Bebé

Maternidad

03 de Febrero del 2017

  • Etiquetas:  

Tener un bebé significa estar constantemente atento a todo lo que ocurre para poder reaccionar frente a cualquier situación de peligro de forma inmediata.

 

Los bebés necesitan una atención muy especial por parte de los adultos, tanto para proporcionarles el cariño que necesitan como para poder evitar cualquier circunstancia de riesgo a la que podrían someterse. Una de estas coyunturas puede ser el atragantamiento.

Los bebés juegan, se meten objetos en la boca. Por ello es importante procurar poner fuera de su alcance aquellos cuerpos muy pequeños (alfileres, botones, joyas, etc.) que podrían llegar a obstruirles la garganta en caso de que se lo tragasen.

También es esencial no dejar que los niños manipulen juguetes o aparatos eléctricos que contengan pilas de botón y cortar o partir los alimentos en pedazos fáciles de morder, estimulando al niño para que los mastique bien.

Sin embargo, a pesar de la prudencia, a veces ocurren los temidos atragantamientos.


En caso de atragantamiento, es básico no perder la calma y mantener la sangre fría:



Lo primero que hay que hacer en caso de asfixia o dificultad respiratoria de un bebé es observar si este llora, grita o tose, lo cual significa que la obstrucción de las vías respiratorias no es total y que se puede, normalmente, resolver en casa. Hay que dejar

entonces que el bebé tosa hasta expulsar el cuerpo extraño por él solo.



También se puede abrir la boquita del bebé para ver si se puede extraer el objeto con los dedos. Si esto no presenta eficacia alguna, llevar al bebé al hospital más cercano.



En caso de que el bebé no tosa, no emita ningún sonido y no llore, nos hallamos frente a una situación bastante más delicada: la obstrucción es total o casi.



Es preciso seguir los siguientes pasos con mucha rigurosidad: ponerle primero bocabajo sobre el antebrazo o el muslo, en el caso de que se esté sentado, y ligeramente inclinado hacia el suelo, con la cabeza más baja que el cuerpo.

Acto seguido, darle un máximo de cinco palmadas en la espalda con el borde de la mano, entre los omóplatos, usando una fuerza adecuada a su tamaño.

Luego, cambiar la maniobra anterior, asegurando la cabeza del bebé en la región occipital y con una mano darle la vuelta al bebé, para que permanezca de espaldas sobre el otro antebrazo, ligeramente inclinado hacia el suelo.

Ejecutar a continuación cinco compresiones torácicas con la punta de los dedos sobre el centro del tórax, comprimirlo en vertical con la punta de los dedos y aliviar luego la presión para permitir al tórax volver a su forma. 

Comprimir de nuevo de manera segura pero calmada. 

Tras estas cinco compresiones verificar si aparece el objeto causante de la obstrucción examinando la boca, abriéndola poniendo el dedo de una mano sobre la lengua y los otros bajo la mandíbula para tratar de ver la garganta y sacar lo que esté causando la asfixia.

No hay que intentar extraer el objeto si no está a la vista.

En el caso de que las compresiones no resulten, repetir la maniobra hasta que el objeto sea expelido o hasta que el bebé esté inconsciente. 

Es muy importante tener en cuenta el tamaño del pequeño ser al que estamos sometiendo a compresiones y no abusar de la fuerza.

En caso de inconsciencia del bebé, llamar inmediatamente a urgencias y pedir ayuda para trasladarle al hospital más cercano o llevarlo muy rápidamente, evitando cualquier gesto brusco que podría empeorar la situación. 

Durante el trayecto de camino al hospital, hacerle el boca a boca al pequeño varias veces seguidas, intentando así que el flujo de aire oxigene el cuerpo aunque continúe la obstrucción.

Estos pasos que seguir son válidos para los niños menores de un año. Al superar esta edad, es preciso realizar la maniobra de Heimlich.

 

<< La Alimentación en los Niños: Una dieta inadecuada influye negativamente en su rendimiento Embarazo en Primavera: Cuidado con las alergias primaverales cuando estás embarazada >>

Comentarios

Urticaria en Niños: Causas y Tratamientos

Los padres son proclives a aplicar pomadas para aliviar los síntomas en los ataques de urticaria en niños. Vemos que los pequeños se desesperan con el picor, nos alarmamos con las manchas rojas y la hinchazón.

Yoga con Niños y en Familia

El yoga es una disciplina física y mental que tiene sus orígenes en India. Relajante, permite erradicar el estrés del día a día y vivir de una forma más calmada y ser practicado por todos los miembros de la familia.

Cómo lavar la delicada cabeza de un Bebé

Bañar a un bebé es una ocasión perfecta para establecer vínculos y jugar con él mientras se le educa a la higiene. El pelo del recién nacido es parte importante del momento del baño y no hay que olvidarse de él.

¿Cuándo tener el siguiente Bebé?

A pesar de que la llegada al mundo de un bebé es una experiencia vital irrepetible y enriquecedora, comienza con ella una época de dedicación en la que se multiplican las tareas y se tiene menos tiempo para la vida conyugal si no se saben gestionar bien las responsabilidades que entraña ser padre.

Vacaciones en Familia: Viajar con Niños

El viaje siempre es una aventura, pero viajar con niños lo es aún más. Analizamos los Vuelos en Avión, los Hoteles especiales para los más pequeños de la casa, los campamentos de verano y muchas más cosas.